Cuando empiezo la aventura  de crear un nuevo diseño - hay un minuto que cierro los ojos e imagino el espacio donde mi wallpaper, tejido o cerámica ya están integrados perfectamente en una celebración.
Hace unos años realizaba proyectos para eventos y descubrí que ese primer  instante de imaginación me permite captar con total libertad la esencia de la atmósfera que quiero transmitir.
A continuación llega el proceso creativo en el estudio. Horas de trabajo manual y de experimentación como las que pasaba en el taller de vidrieras cuando estudiaba Artes y oficios en Valencia. Encontrar paletas de colores inspiradas en las fotografías tomadas de las flores y plantas en la sierra de Irta, tomar el pulso del ritmo estético actual y filtrarlo con mi propia expresión, así como, aplicar la versatilidad caleidoscópica del proceso digital, tal y como aprendí en el Instituto Europeo de Diseño.
La intuición y experiencia forman parte de mi trabajo creativo.
A veces necesitamos la eternidad absoluta de lo simple para decorar y dar luz a un espacio publico, o encontrar alegría y sensualidad en unos estampados exhuberantes para una fiesta  en un jardín, otras veces, en cambio, aportamos la calidez de unas pequeñas flores para un sofá acogedor.
Por ello, propongo, en mi colección para Adoora, descubrir la emoción que un espacio puede ofrecernos en cada instante.

No se han encontrado imágenes para:

Por favor acceda a esta página utilizando una computadora portátil o de escritorio.